El espacio dedicado a la colección arqueológica del Museo Municipal de Montoro, está representado por la Iglesia de Santa María de la Mota. Se trata de una antigua ermita del siglo XIII, que ha sufrido importantes transformaciones hasta el siglo XVIII. Se trata de una estructura sencilla, de 327m², distribuidos en tres naves separadas por esbeltas columnas de piedra. Sus capiteles, de estilo románico, suponen uno de los elementos más interesantes del edificio, pues son diversos entre sí, y parecen tener, como los fustes de las columnas, procedencias distintas. Las columnas sostienen arcos apuntados.